Los puentes invisibles

Primer adelanto del libro, viene de las redes.

Aunque este mensaje es para lo que llamamos público en general, quiero más compartir estas palabras con las personas con quienes nos vinculamos, con afecto y afinidad y de distintas maneras, a través de estas redes y en la vida real.

Luego de mucho trabajo que fue un enorme gusto y un gran desafío, en estos días está próximo a concretarse la materialización de Los puentes invisibles, un libro que me dio vueltas desde hace mucho tiempo.

Sin spoilear de más, quiero en esta primera divulgación compartirles un párrafo del prólogo del entrañable amigo Jorge Curinao:

Están aquí las almas de los trabajadores asesinados en la huelga del 21. Está la voz sabia de don Osvaldo Bayer. Está el recuerdo de nuestros vecinos ilustres, quién pudiera olvidar a un tal Quique. Está la reflexión de una pandemia atroz que nos dejó al borde del silencio, la muerte cercana. Y también está la presencia de un duende bueno que habita en las frías aguas de nuestra ría.

No tengo aún palabras para expresar lo que quisiera decir cuando pienso en Jorge y en un puñadito de personas que fueron mis cómplices en esta empresa. Ya será tiempo de contarlo a propósito del libro, pero desde ya que la concreción de una publicación de papel es un trabajo colectivo; una labor de dedicación, cercanía y compromiso que agradezco infinitamente.

Aunque auto citarse resulta odioso, me interesa compartirles lo que es sólo un fragmento de ‘Las palabras del autor’, que también abren el libro, para poder contarles de qué va:

Por mi oficio de periodista, algunos de los escritos están hechos con las herramientas nobles que este arte ofrece. Nacieron luego de tardes y noches de transeúnte, de caminante en las calles del centro y en algunas periferias. Pero son escritos que buscan acercarse a la verdad, que tienen la genuina intención de hablar de la realidad, con todo lo dificultoso, discutible y controversial que esta palabra puede ser (…)

En estos años me he preguntado cuál es límite entre la ficción y aquello que llamamos realidad. Porque también me sucedió que algo se escribía en mí mientras caminaba o pedaleaba. Una percepción, una idea, un parecer, acababa llegando a la escritura en forma de ficción.

En los emprendimientos político-socio-culturales de los que participé (llamémoslo así en general), siempre me interesó el trabajo de hormiga, la tracción a sangre. Así como creo que los oyentes en radio «se ganan» de a uno, no pienso diferente respecto de lo que pueda pasar con este libro: quisiera que llegue a las personas curiosas y lectoras con quienes, en este pueblo y alrededores, compartimos gustos, intereses, preocupaciones, también anhelos, problemas y deseos.

Vale contarles que el libro tiene poco más de 160 páginas, unos 40 textos y también algunas fotografías. Y es oportuno decirles que avisaré por estas redes, próximamente, lo que será la pre-venta y el precio de tapa, puesto que la vía principal será la venta directa, al menos en esta primera instancia y considerando la cantidad de ejemplares impresos.

Les dejo mi saludo afectuoso a quienes se alegran con esta noticia.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s