Sory, Scarlett

Soñé que me levantaba a Scarlett Johansson. En realidad, ella venía hacia mí y se me declaraba, pero sucede que nos habíamos conocido hacía un rato en la base del Chaltén, en uno de los senderos. Le había convidado agua. «¿Querés un poco?», le dije.

–¿Y qué hiciste?

Le dije que me perdonara, pero que yo sólo tenía ojos para una muchacha, que me gustaba, y no era ella. «¿La conozco?», me preguntó, pregunta rara en esas circunstancias, pero así son los sueños. En realidad me dijo, «Do I know her?», en inglés.

«No, no la conocés, es una muchacha común, una muchacha de pueblo, como yo, que soy de la capital de la provincia que está más o menos cerca, pero es una ciudad normal, de gente anónima, no una celebridad como vos», le expliqué.

Se ve que la explicación fue un poco larga, siempre me pasa, pero además, bueno, los sueños son así: dejé de verla en escena. Ya sabemos que la gente en los sueños desaparece, o cambia de rostro o fisonomía sin coherencia aparente.

«Sory, Scarlett», llegué a decirle antes de que sonara el ruido del motor que me despertó.

Espero que no se haya quedado muy mal.

Escena de Scarlett en «Match Point», de Woody Allen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s